lunes, 23 de enero de 2017

El cactus



El cactus de la terraza
nunca le gustó a mamá.
Dice que pincha, que es feo
y que ya no crece más.

Me da lástima y lo riego
cuando subo allí a jugar.

Ayer… ¡menuda sorpresa!
Me ha regalado una flor.

Es como una estrella roja
brillando a la luz del sol.
Y mamá ha bajado el tiesto
                                                       para adornar el salón.

                                                       Ana Mª Romero Yebra

No hay comentarios:

Publicar un comentario